Observatorio Inmobiliario y de la Construcción nº94

OBSERV V TORIO INMOBILIARIO Y DE LA CONSTRUCCIÓN pág 66/nº 94/2018 MERC A DO RESIDENCIAL E n los últimos meses se ha hablado mu- cho de la reactivación del ciclo inmo- biliario, de los nuevos actores que han llegado para profesionalizar el sector, de los esfuerzos en la regulación por incluir seguros y normas que aseguren su buen funcionamiento, incluso de las nuevas tecno- logías y la tan manida “digitalización” como palanca de cambio de un mercado tan conser- vador como el inmobiliario. Sin embargo, pocas veces se pone el foco en una parte esencial del mercado; a saber, la demanda. Los cambios económicos, sociológicos y tec- nológicos acaecidos en la última década han cristalizado dando lugar a un nuevo perfil de demanda, al menos si la comparamos con el perfil del comprador de vivienda quince años atrás. La autodenominada generación “mille- nial” se ha convertido en el demandante de una oferta que no siempre está sabiendo adaptarse ni en forma ni en fondo a la nueva condición. Tradicionalmente la emancipación de los jó- venes se producía a una edad más temprana. La seguridad laboral y la fluidez crediticia posibili- taban la creación de nuevos hogares entre los 25 y 30 años. Hoy la situación es bien distinta. Los datos acerca de las bandas salariales post crisis son demoledores: el salario medio de una persona entre 25 y 30 años se situaba en 19.475 euros brutos anuales según la encuesta del INE de 2016. En estas circunstancias es difícil que se pueda acceder a una vivienda en modalidad de compra o alquiler, habida cuenta del incremen- to de éste en las grandes ciudades. La falta de estabilidad laboral y la devalua- ción de los salarios han tenido efectos dañinos en la generación millenial , concretamente en lo referente al acceso a la primera vivienda. La edad de emancipación se ha disparado y hoy es habitual encontrar a jóvenes de 35 años viviendo en el hogar familiar o bien compar- tiendo piso con más personas. Las consecuen- cias sociológicas son patentes: retraso en la maternidad, nuevas tipologías de familia, nue- vos hábitos de consumo, nuevas necesidades habitacionales,…etc. El retrato robot de una vivienda unifamiliar de tres habitaciones ha cambiado. Pisos uniper- sonales, pisos para familias monoparentales, uso en lugar de propiedad… El cortoplacismo se ha instalado en nuestras vidas. Resulta impo- sible hacer planes a largo plazo; la movilidad y flexibilidad del mercado laboral imperan, y en esas circunstancias la creación de hogares deja paso a fórmulas más transitorias como los pisos compartidos, alquileres, apartamentos uniper- sonales, etc. Por no hablar de otros aspectos como la mayor sensibilidad de los millenials al cuidado del medioambiente que demandan vi- viendas energéticamente eficientes o su interés por la tecnología. En estas circunstancias, ¿Está preparado el sector para dar respuesta a la nueva demanda? Como el movimiento se demuestra andan- do, desde Sociedad de Tasación, pensamos que oferta y demanda están destinadas a en- tenderse. Veremos cómo evoluciona el sector, de igual manera que los grandes pisos en las grandes ciudades de principios de siglo evo- lucionaron a pisos de menor superficie para familias de cuatro o cinco miembros en las afueras en los años 70, 80 y 90; en los próxi- mos meses y años veremos, sin duda, nuevos desarrollos de soluciones habitacionales. El futuro está por escribir. [ ] Los millenials y el mercado inmobiliario ConsueloVillanueva Directora de Grandes Cuentas y Relaciones Institucionales. Sociedad deTasación

RkJQdWJsaXNoZXIy NTQ2OQ==