Observatorio Inmobiliario y de la Construcción nº95

pág 14/nº95/2018 EL SE C TOR OBSERV V TORIO INMOBILIARIO Y DE LA CONSTRUCCIÓN EL SE C TOR E l Gobierno articulará cambios en los procedimientos de desahucio por los que se articulará un “proceso especial” para las personas que se encuentren en una “situación vulnerable”. Para ello, el Ejecutivo modificará la Ley de Enjuiciamiento Civil y fomentará una mayor coordi- nación con los servicios sociales en casos de desahucio, de forma que los procesos de levantamiento ante impagos se paralicen hasta que intervengan dichos servicios sociales, se- gún avanzó el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Las medidas para cambiar los desahucios se toman en tanto se disparan los supuestos de desalojos de viviendas en régimen de alquiler, frente a los de pisos en propiedad regis- trados durante la crisis, como consecuencia del aumento del precio de las rentas. En el segundo trimestre de este año, el desalojo de pisos en renta creció un 6,1% de forma que su- pusieron el 61,2% del total, mientras las ejecuciones hipote- carias cayeron un 8,5%, según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial. El cambio en los procesos de desahucio formará parte del paquete de medidas urgentes en materia de vivienda que Fomento ultima aprobar próximamente por Real Decreto Ley en Consejo de Ministros, y que está enfocado principal- mente hacia el alquiler. Entre el resto de iniciativas de este Real Decreto figura una “reforma fiscal” en la que trabaja el Ministerio de Ha- cienda con el fin de contribuir a “estimular la oferta de vi- vienda en alquiler y moderar sus precios”. Además, incluirá la anunciada reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos para volver a ampliar desde tres a cinco años la duración del contrato de alquiler, así como limitar a dos mensualidades de renta las garantías adicionales a la firma del contrato, y garantizar que los gastos de esta formalización contractual corran a cargo del propietario de la vivienda en el caso de que sea una empresa. Asimismo, se aprovechará la reforma de esta Ley para “acotar” el término de vivienda de uso tu- rístico, “con el fin de garantizar que el parque de viviendas se destine de forma prioritaria a cumplir su función social de garantizar el derecho a la vivienda”. El paquete de medidas urgentes se completa con la bús- queda de suelo por parte de la sociedad pública de suelo Sepes con el fin de promover viviendas de alquiler a precios asequibles. Las medidas han surgido del equipo ministerial constituido para abordar un cambio en la política de vi- viendas que, además, también trabaja en otras iniciativas a abordar más a medio y largo plazo. Esta segunda ronda de iniciativas pasa por dotar de más presupuesto y reorientar el Plan Vivienda 2018-2021 que Fomento ‘heredó’ del anterior Gobierno, con el fin de revisar sus ayudas y sopesar incluir otras nuevas. Asimismo, se abordará el plan de construir 20.000 viviendas públicas en alquiler a “precios accesibles”, de las que no obstante, ya se han puesto en marcha la ejecu- ción de las primeras 5.200. El Gobierno modificará el sistema de desahucios y moderará el precio del alquiler T insa prevé que 2019 será un año de consolidación de la demanda residencial y de aumento de precios de la vivienda que, en media, se situará entre el 5% y el 7%. El mercado residencial español ha continuado creciendo en transacciones en lo que llevamos de 2018, prolongando el ritmo expansivo de la demanda comenzado hace media década. La tendencia es generalizada en la práctica totalidad del territorio, registrando variaciones medias interanuales que rondan el 15% en muchas regiones. Los precios, sin embargo, muestran un comportamiento geo- gráficamente heterogéneo, con las principales áreas metropoli- tanas protagonizando los mayores incrementos. Fuera de éstas y de los territorios costeros e insulares, los precios continúan estables en niveles mínimos, mostrando acaso tímidas variacio- nes positivas. Incluso dentro de municipios, la diferencia entre distritos o barrios es a menudo sustancial. En cuanto al mercado de alquiler, la demanda en las mayores urbes ha sobrepasado ampliamente la oferta. Las rentas alcan- zan máximos de los últimos años, aunque las tasas de crecimien- to en los enclaves con mayor encarecimiento reciente muestran signos de contención. La tasadora estima que la economía española crezca en 2019 a un ritmo ligeramente inferior al actual (variación media anual esperada de 2,6% en 2018 y de 2,2% en 2019, según el panel de previsiones de Funcas correspondiente a noviembre de 2018), con una menor contribución de la demanda y acaso una mayor aportación de las exportaciones. En cualquier caso, la tasa de desempleo continuaría reduciéndose. Tinsa prevé que el mercado residencial continúe creciendo en número de transacciones a buen ritmo, aunque algo más mo- derado que en los últimos trimestres, a la vez que los aumentos de precios se consoliden fuera de las principales áreas urbanas y territorios costeros, donde hasta ahora se ha producido el grueso de la recuperación de valores desde mínimos. Las nuevas hipo- tecas crecerían a un ritmo algo mayor que las transacciones tota- les y la obra nueva proseguirá su senda de recuperación. No obstante, habrá que estar atentos a una serie de incer- tidumbres en el escenario internacional, como la moderación durante 2018 del crecimiento económico global, especialmente en Europa, China y economías emergentes; la tendencia a la desaceleración de los indicadores de confianza o las tensiones financieras en las economías emergentes y la escalada protec- cionista en relaciones comerciales internacionales. En el ámbito interno, Tinsa también señala como factores de incertidumbre el recorte de las previsiones de crecimiento, con retroceso de la confianza de los consumidores; la dificultad de acceso a la compra de vivienda para amplios sectores de pobla- ción, especialmente jóvenes y el probable incremento próximo de tipos de interés. Como factores positivos, Tinsa destaca que continuará el crecimiento económico y la recuperación del mercado laboral; el hecho de que el incremento generalizado de la demanda re- sidencial aún no se ha trasladado a un incremento de precios en numerosas localidades, mientras que en las zonas más encareci- das se moderarán las subidas y la reactivación de la obra nueva, tras años de práctica paralización. Tinsa prevé un incremento del precio medio de la vivienda de entre un 5% y un 7% en 2019

RkJQdWJsaXNoZXIy NTQ2OQ==