Observatorio Inmobiliario y de la Construcción nº95

pág 80/nº95/2018 OBSERV V TORIO INMOBILIARIO Y DE LA CONSTRUCCIÓN E l pasado 20 de septiembre se aprobó inicialmente la modificación del Plan Ge- neral de Ordenación Urba- na de Madrid en un área conocida como la Prolongación de la Castellana. Es uno de los mayo- res proyectos urbanísticos de Euro- pa. Afecta a esta área y a “Colonia Campamento”. Además, se crearán cuatro zonas nuevas para facilitar un crecimiento progresivo de la ciu- dad: la “Estación de Chamartín” se transformará en el gran intercam- biador de transportes del norte; “Malmea-San Roque-Tres Olivos” y “Las Tablas Oeste”, que evitarán la ruptura existente en el tejido urba- no, y “Centro de Negocios de Cha- martín”, con una configuración van- guardista por medio de edificios en altura. Queda delimitada por el nor- te con la M-40 y por el sur con Ma- teo Inurria, junto a Plaza de Castilla. Desde 1997 han pasado muchas cosas en la zona norte de la ciudad, como las modificaciones en la M-30, en el túnel de Pío XII, en el Metro, la construcción de las torres, la Ley del Suelo de la Comunidad de Ma- drid… Hechos que solicitan una re- configuración de la ordenación bus- cando mejorar déficits y necesidades urgentes. El planteamiento en distintas áreas permite un desarrollo inde- pendiente, pero sin olvidar un estu- dio unitario, con objetivos propios que conforman al global. La estación de Chamartín tiene su propio ámbito con el objetivo de que sea el primer desarrollo. Se con- vertirá en un importante intercam- biador, dando servicio a la zona, a Madrid, además de mejorar la co- municación de la ciudad con el nor- te del país, principalmente. El Centro de Negocios de Cha- martín articulará la conexión norte- sur con el distrito de Fuencarral y este-oeste entre barrios de Chamar- tín. En estos momentos el sistema de vías ferroviarias produce una brecha en la trama urbana. Con la nueva plaza sobre las vías, se con- seguirá una reconexión urbana. Pro- porcionará también equipamiento dotacional a los barrios del entorno próximo. En el caso de Malmea-San Ro- que-Tres Olivos y las Tablas Oeste, planteadas principalmente para el desarrollo residencial, se fija cer- ca del 20% de la superficie para la construcción de viviendas protegi- das. Mejorarán también la articula- ción urbana con los bordes edifica- dos gracias a la creación de nuevos puentes y cubrición de vías. En relación a la polémica durante estos años acerca de la edificabili- dad –muy alta, muy baja–, para te- ner una idea global, el Plan General del 97 y su modificación de 2002 asignaban 3.377.582 m 2 de superficie edificable, un coeficiente de 1,0583 m 2 e/m 2 s. La superficie edificable ahora se reduce a 2.657.313 m 2 , dis- minuyendo el coeficiente a 0,8326, aunque el análisis cambia según los ámbitos de actuación. Se plantean ahora 10.510 vivien- das, frente a las 18.750 del antiguo PPRI del 2015, 2.600 viviendas al sur de la M-30 y 7.910 al norte. La noticia está en que más del 20% de ellas tendrán algún tipo de protección; en concreto 2.200, frente a las 1.000 que exige la Ley del Sue- lo. De esta manera, el Ayuntamiento dispondrá de un importante parque para el desarrollo de políticas públi- cas de vivienda. Prolongación de la Castellana DESARROLLO URB A NO Iván Fernández de Retana Director técnico deVerificálitas

RkJQdWJsaXNoZXIy NTQ2OQ==