Observatorio Inmobiliario y de la Construcción nº98

pág 50/nº 98/2019 VIVI E NDA / SIMA 2019 OBSERV V TORIO INMOBILIARIO Y DE LA CONSTRUCCIÓN E stá de moda en muchos sectores presumir de inte- ligencia artificial. ¿Pero se han hecho realmente los deberes para aplicar ade- cuadamente esta tecnología? Cualquier modelo de AI, ya sea con aplicación a la valoración o a cualquier otro campo, requiere al menos de tres aspectos fundamenta- les sobre los que reflexionar: 1.- Una adecuada fuente de datos e información de la que observar y aprender. 2.- El desarrollo de algoritmos complejos y de modelos robustos. 3.- La disponibilidad de infor- mación detallada de los sucesos a estimar UNA ADECUADA FUENTE DE DATOS E INFORMACIÓN DE LA QUE OBSERVARY APRENDER Son muchas las expectativas y recorrido en las aplicaciones de la inteligencia artificial. La AI es capaz de aportar un alto cociente intelec- tual. El intelecto es la “facultad que permite aprender, entender, razonar, tomar decisiones y formarse una idea determinada de la realidad” . Pero el intelecto requiere un continuo cul- tivo del conocimiento. El que no se preocupa de leer, difícilmente será capaz de sostener argumentaciones coherentes. Más allá de la idealización de la AI, en la actualidad no podemos hablar de ciberneuronas, sino de complejos sistemas de algoritmos capaces de observar y tratar grandes cantidades de información. Por tan- to, pese a su espectacularidad, no es apropiado hablar de AI si no se dis- pone de cientos de miles de obser- vaciones con un exhaustivo detalle de características. Es imprescindible disponer de bases de datos con mi- llones de campos de información desagregada y recogida de forma íntegra, consistente y homogénea. Otra de las características de la AI es su capacidad para llegar a conclusiones dinámicas en el tiem- po. Siguiendo el ejemplo del inte- lecto, no bastaría con habernos leí- do la biblioteca de los antiguos filó- sofos griegos, necesitamos estar al tanto de las nuevas vanguardias del pensamiento, cada vez más rápidas y cambiantes. Si nos centramos en el sector de las valoraciones, la realidad es que el mercado inmobiliario en España no es todo lo transparente que nos gustaría, ni dispone de bases de ac- ceso público suficientemente fiables y detalladas. Es un error considerar que lo más importante es contar con información de los precios de tran- sacción. El desglose de superficies y las características de los inmuebles recogidas con criterios comunes, homogéneos y profesionales son la auténtica clave para la calidad de los datos. Fuentes como los portales inmo- biliarios pueden aportar informa- ción muy interesante, pero siendo rigurosos carecen de los niveles ne- cesarios de contraste y depuración individualizada por profesionales adecuados. Es común utilizar co- rrecciones masivas a estas fuentes de información que restan calidad a las bases de datos y por ende a las conclusiones, especialmente a nivel desagregado. EL DESARROLLO DE ALGORITMOS COMPLEJOSY DE MODELOS ROBUSTOS Más allá de la mayor o menor complejidad en la creación de herra- mientas de valoración mediante AI, es imprescindible definir una estruc- tura de modelos y combinaciones de los mismos. Los modelos de AI requieren un autoaprendizaje y calibración cons- tante. No eres un buen conductor cuando apruebas el examen teórico y práctico. Necesitas conducir, equi- vocarte, cometer algunos despistes, pero, sobre todo, necesitas no dejar de conducir. Hay que hacer los deberes para valorar conAI (Inteligencia Artificial) Ángel Herrero Director de Desarrollo de Negocio y Valoración de Carteras. Sociedad deTasación

RkJQdWJsaXNoZXIy NTQ2OQ==